Cinco ventajas de las hipotecas a tipo fijo

hipotecas a tipo fijo

En los últimos años, se había producido un auge en la contratación de hipotecas a tipo fijo. En este artículo, te explicamos sus principales ventajas y por qué te deberías plantear estas hipotecas como una opción favorable para tus intereses económicos.

Hipotecas a tipo fijo y el Euribor

Durante los años de la crisis, la bajada del principal índice usado en Europa para calcular el interés de las hipotecas, el Euribor, había disparado la solicitud de las hipotecas a tipo variable. Sin embargo, la recuperación de este índice en la segunda mitad de esta década, ha supuesto que la opción que ha recuperado protagonismo haya sido la contratación de hipotecas a tipo fijo. Sin embargo, las de tipo variable siguen siendo preferidas por la inmensa mayoría de los solicitantes.

Pasamos a detallarte las principales ventajas que tienen estas hipotecas.

Hipotecas a tipo fijo: ventajas

Un tipo muy bajo para ser fijo

La primera ventaja que enumeramos es el conocimiento que tiene el cliente que la contrata de la cuota que se va a pagar durante la duración de la hipoteca. Además, se pueden conseguir con un tipo por debajo del 3%, lo que las hace muy atractivas. 

Cuota fija: no te llevas sorpresas 

Como hemos dicho, el tipo de interés se mantiene durante la duración del concreto. En caso de que el Euribor suba, esto supone una ventaja. Eso sí, si baja lo podríamos considerar una desventaja. A lo largo del periodo, es probable que se den ambas situaciones, por lo que es necesario estudiar bien las previsiones de este índice y la duración de la hipoteca para sacar el máximo beneficio posible de las hipotecas a tipo fijo.

Mayor sencillez en la negociación

Al ser de tipo invariable, te ahorras las tediosas negociaciones con tu sucursal e cuanto al diferencial a aplicar. Por esto, es el producto recomendado para aquellas familias que tengan un perfil de riesgo conservador.

Aumento de la oferta

Desde que ha habido una aumento de la popularidad de esta hipoteca, más bancos la ofrecen con diferentes condiciones. Por ello, es más probable que encuentres un contrato que se adapte a tus condiciones ideales.

No tiene cláusulas suelo ni techo

Si has seguido mínimamente las noticias, has visto los problemas que ha generado las cláusulas suelo en aquellos usuarios con hipotecas a tipo variable. Este tipo de cláusulas no existen en las hipotecas a tipo fijo, porque son cláusulas aplicadas a las variaciones del Euribor. 

El primer paso antes de pedir una hipoteca, es cerciorarte de que no estés incluido en una lista de morosos. Ibercheck te ofrece un informe de solvencia en menos de 24 horas por menos de 30€ para que vayas al banco con la certitud de que no te vayan a rechazar la solicitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.