3 ventajas de las hipotecas de tipo mixto

hipoteca a tipo mixto

Desde hace unos años, las entidades bancarias han apostado por promocionar las hipotecas de tipo mixto para informar de las virtudes que ofrece este producto. Se trata de contratos en los que se paga la primera parte a tipo fijo, para después aplicar el tipo variable en el tramo final de la amortización. En este artículo, te contamos sus tres principales ventajas.

hipoteca a tipo mixto

Personalización

La mayoría de entidades bancarias ofrecen un abanico de opciones de aplicación de la cuota fija (desde los cinco a los veinte años). Por ello, es fácil que alguna de las diferentes opciones se adapte mucho a los requisitos que estás buscando.

Tipos competitivos

Los tipos ofrecidos difieren entre  la parte fija y la variable. Pero en ambos casos, suelen ser más bajos que aquellos ofrecidos en estos dos tipos de contratos.

Esto quiere decir que en la parte fija estarás pagando menos intereses que en una hipoteca que sea a plazo fijo en su totalidad. Cuando llegas a la parte variable, son los diferenciales aplicados los que son menores. Esto hace que su coste sea más bajo del inicialmente estimado.

Vinculación

El nivel de vinculación, pese a estas ventajas ya descritas, no suele ser más alto que en otro tipo de hipotecas. Esto no quiere decir que estos requisitos no se apliquen: suelen exigir la contratación de los seguros de vida y hogar. 

¿Cuándo son convenientes las hipotecas de tipo mixto?

El escenario ideal en el que te puedes beneficiar de este tipo de hipoteca se da en el caso en el que el Euribor suba en el primer plazo de la amortización, para luego descender en los años en los que se aplica el tipo variable. Un inversor nos podrá informar sobre las previsiones de este índice para que tomemos la decisión más conveniente a nuestros intereses económicos. 

El primer paso antes de pedir una hipoteca, es cerciorarte de que no estés incluido en una lista de morosos. Ibercheck te ofrece un informe de solvencia en menos de 24 horas por menos de 30€ para que vayas al banco con la certitud de que no te vayan a rechazar la solicitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.