5 ventajas de las hipotecas a tipo variable

hipotecas a tipo variable

En este artículo, os explicamos las principales ventajas de las hipotecas a tipo variable. Se trata del tipo hipotecario más común en nuestro país, y que tiene como principal característica la variación del tipo de interés a pagar según las fluctuaciones que experimenta el índice Euribor.

En los últimos años, por la recuperación económica, muchos contratantes han pasado de optar a una hipoteca a tipo fijo a una de tipo variable. Esto se debe a los recuerdos pre-crisis, durante la burbuja inmobiliaria, cuando el Euribor llegó a superar el 5%. Aún así, estas hipotecas son las preferidas por la mayoría de los españoles (aproximadamente, un 60% de las firmadas son de esta clase). Te explicamos por qué.

Ventajas de las hipotecas a tipo variable

Son numerosas las ventajas que podemos vincular a estas hipotecas, pero te damos las cinco más importantes.

Más económicas

Este tipo de hipotecas son más económicas que aquellas ofrecidas a plazo fijo. Por ello, ya no es que sean más apetecibles, sino que son las únicas a las que pueden optar la mayoría de los ciudadanos. Además, el tipo base es más bajo que aquellas que se contratan a plazo fijo.

Estás sujetas al Euribor

Este hecho puede considerarse una ventaja, cuando el Euribor cotiza a la baja. En caso contrario es un inconveniente, ya que pasaremos a pagar más dinero mensualmente. Esto sucede porque los pagos están formados por la suma de un diferencial que establece el banco, más el valor del Euríbor a 12 meses. Por este motivo, aunque el Euribor sea bajo, hay que revisar los tipos que está aplicando el banco.

Plazos más extendidos

Las hipotecas a tipo variable suelen ofrecer la posibilidad de extender la devolución del préstamo hasta 40 años después de la firma del contrato, cuando el límite de las hipotecas a tipo fijo no suele superar las tres décadas. Esta es una de las principales por las que, como hemos dicho antes, son más económicas. La extensión en el tiempo permite que la mensualidad sea más reducida.

Menos comisiones

Al estar sujetas a las variaciones del Euribor, no incorporan comisiones por riesgo de tipo de interés que, en el caso de las hipotecas a tipo fijo, pueden llegar hasta el 5%.

Además, las exigencias de vinculación son menores, aunque la mayoría de entidades bancarias piden un seguro de vida y otro de hogar.

El primer paso antes de pedir una hipoteca, es cerciorarte de que no estés incluido en una lista de morosos. Ibercheck te ofrece un informe de solvencia en menos de 24 horas por menos de 30€ para que vayas al banco con la certitud de que no te vayan a rechazar la solicitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.