Multas por ser moroso: por cuanto te pueden sancionar

multas por ser moroso

En este artículo, te explicamos las multas por ser moroso. Es decir, lo que sucede si una multa pasa a la vía de apremio y el recargo que se te aplicará. Para aclarar, una sanción pasa a esta vía si se recurre en impago, es decir, si no realizamos el pago dentro del plazo estipulado. 

Mutas por ser moroso: Plazo de pago de la sanción

Cuando se considera que una sanción es firme, al fin del procedimiento del mismo, se notifica al infractor un plazo en el que debe abonar la cuantía económica. Este es el método que usa la Administración Pública para recaudar el dinero que se le debe. En este sentido, actúa como un banco al que se le pide un crédito, solo que en este caso, en vez del banco, la entidad que solicita el dinero es el Ayuntamiento, la Seguridad Social, Hacienda o una Comunidad Autónoma.

Procedimiento de apremio

Como hemos señalado antes, de no pagar a tiempo, la Administración correspondiente pasa a reclamar la cuantía debida a través del procedimiento de apremio. Para ello, se basa en la Ley General Tributaria 58/2003 de 17 de diciembre (art. 167.1 y 167.2). Este procedimiento “tendrá la misma fuerza ejecutiva que la sentencia judicial para proceder contra los bienes y derechos de quiene estamos obligados a tributar” según señala la ley.

Recargos

Además de lo descrito, se aplicará un recargo a la cantidad inicialmente estipulada en la multa. Dependiendo de cuando se abone, se aplica un tipo de recargo u otro. En total son tres:

  • Recargo ejecutivo: si se abona fuera de plazo pero antes de la notificación de la providencia de apremio. Será de un 5%.
  • Recargo reducido: si se abona todo lo pendiente más el recargo antes de lo previsto en el apartado 5 del artículo 62 de la Ley. Será del 10%.
  • Recargo ordinario: cuando no se cumplen ninguno de los dos requisitos descritos en los dos recargos anteriores. Será de un 20%.

En los dos primeros tipos, no se sumarán a esos recargos los intereses de demora acumulados desde el inicio del periodo ejecutivo. Pero en el caso del recargo ordinario, este será compatible con dichos intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.