Empresas de recobro, ¿a qué tienen derecho?

Empresas de recobro

Las empresas de recobro se encargan de reclamar las deudas que han quedado impagadas. Pero, ¿qué derechos tienen?

En este artículo, desde Ibercheck, os explicamos en qué consisten estas empresas y cuáles son sus límites de actuación.

Las empresas de recobro

La tarea de estas empresas es reclamar al deudor la cantidad que dejó vencida a deber a su cliente, es decir, a la persona que contrató la empresa de recobro.

Entre las empresas de recobro más conocidas se encuentran El Cobrador del Frac y Cobratis.

Existen diferentes tipos dentro de las empresas de recobro según su ámbito de actuación. Existen empresas especializadas en el recobro mediante llamadas telefónicas y otras de manera presencial.

Los derechos de las empresas de recobro

La empresa de recobro sí tiene total derecho a reclamar extrajudicialmente la deuda siempre que sea cierta, lícita, vencida, exigible e impagada.

Decimos que sí tiene derechos según lo establecido en el Código Civil  “Cuando lo que deba entregarse sea una cosa determinada, el acreedor, independientemente del derecho que le otorga el artículo 1101, puede requerir al deudor a que realice la entrega”.

Las limitaciones

Sí, las empresas de recobro tienen derecho a exigir que se salde esa deuda, pero también tienen limitaciones.

Estas limitaciones aparecen debido a que algunas de estas empresas pueden llegar a utilizar técnicas abusivas que finalmente vulneran los derechos de la propia imagen y el honor del deudor. Ejemplos de ello son hacer públicas las deudas del deudor o hacérselas saber a familiares, etc.

Cómo actuar ante las acciones de una empresa de recobro

Hay dos caminos que tomar, según el estado de la deuda.

Si la deuda no existe:

  • Mande un burofax a la empresa de recobro y a la empresa principal con la información que acredite que es falso
  • Si están también incluidos sus datos en alguna base de datos de morosos, diríjase a la Agencia Española de Protección de Datos para pedir que se retiren sus datos.

Si, por el contrario, la deuda sí existe:

  • Vaya a la empresa y negocie una solución.
  • Si existe pero la cantidad no es correcta, puede ir a la empresa de recobro para negociar una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.