ASNEF, ¿alguien puede ver mi nombre en la lista?

La lista de morosos de la ASNEF crece cada día, a un ritmo medio de 200.000 inscritos nuevos cada
mes

Y si en algún momento has tenido problemas de pago con un proveedor y nos has podido hacer frente a una deuda, es posible que tu nombre esté en ASNEF.

¿Eres un moroso?

Oficialmente es un moroso aquel pagador que incumpla por tercera vez consecutiva con el pago de una deuda vencida. Tras ese tercer intento, las empresas normalmente incluyen a esa persona en sus “listas negras” de clientes con los que evitar hacer negocios. Y probablemente te incluirán en el fichero de morosos de la ASNEF.
La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros es un fichero que trabaja a nivel de España en el que las empresas inscriben a sus clientes morosos. Si te has retrasado de forma  considerable en los pagos de alguna factura, en las letras de un préstamo o en el pago a alguna empresa, es muy probable que tu nombre aparezca.
Las principales entidades socias de esta base de datos son los bancos y empresas de finanzas, las compañías de telefonía, las proveedoras de servicios (el agua, la luz, el gas,…), las empresas aseguradoras, muchas editoriales, y las Administraciones Públicas (la Seguridad Social o Hacienda, por ejemplo).

Informe de solvencia

La ASNEF nace con la finalidad de que las empresas tengan una entidad que las respalde frente a riesgos económicos. Por eso, las personas que aparecen en esta lista se encuentran habitualmente con mayores dificultades a la hora de solicitar crédito en un banco o una hipoteca. Antes de que una empresa envíe tus datos para incorporarte al fichero deberá notificártelo con 30 días de antelación.
Pero pasado ese plazo, aunque hayas saldado tu deuda, es conveniente que solicites un informe de solvencia a tu entidad bancaria para comprobar que no constas como moroso. Estos informes son gratuitos. Pero si el banco no pusiera facilidades para proporcionártelo puedes acudir a solicitar un crédito, sin llegar a concluirlo, y el banco solicitará el informe de solvencia para determinar si te lo concede o no.

Tienes derechos

La empresa que te incorpore en el fichero debe notificarte obligatoriamente que lo va a hacer con 30 días de antelación, para darte ese plazo para saldar la deuda. En caso de que no lo haga así estás en tu derecho de demandarlos.
Además, el propio fichero de ASNEF se rige por la ley de protección de datos, lo que te da derecho a acceder a tu información y corregirla. Así estás tranquilo en caso de que recibas una factura equivocada que no se corresponde con tus gastos, por ejemplo. Si has saldado tus deudas puedes solicitar a la ASNEF que elimine cualquier rastro que haya podido quedar de tus datos, y tu nombre quedará limpio de nuevo. Eso sí, recuerda que mientras figures en la lista de morosos de la ASNEF, cualquier empresa que solicite un informe de solvencia sobre ti tendrá constancia de tu historial de morosidad.

Para que tu nombre y todos tus datos se borren del fichero deberás cumplir y demostrar las
condiciones que la ASNEF establece en estos casos:

• Que hayas saldado la deuda, pero al comprobar tus datos hayas constatado que tu nombre
sigue apareciendo como deudor.
• Si la deuda reclamada tiene una antigüedad superior a 6 años también tienes derecho a
solicitar que te eliminen de la lista.
• No hayas sido comunicado por el deudor con la suficiente antelación de un mínimo de 30
días antes de que te incluyeran en la lista de la ASNEF.
• El importe de la deuda no se corresponda con la realidad.
• Se te reclame una deuda que no pueda demostrarse oficialmente.
• Que la deuda que se te reclame no te pertenezca debido a una situación de suplantación de
identidad.

Una vez que solicitas que tus datos sean eliminados del fichero de la ASNEF, la Asociación está obligada a no dejar ningún tipo de constancia de que en un momento dado has sido incluido en su lista de morosos. Tu nombre quedará completamente limpio para que ninguna empresa futura pueda tener dudas sobre tu solvencia.

 

También puede ser interesante para ti el siguiente artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.