Informe de solvencia de una persona física

informe de solvencia Ibercheck

La solvencia de una persona física es un factor a tener en cuenta a la hora de asociarte con alguien, o decidir conceder un préstamo. Conocer la situación en cuanto a impagos de un tercero no es posible sin el consentimiento de éste. Aún así, cada vez es más común pedir un informe de solvencia antes de tomar una decisión financiera en la que esté implicada otra persona.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de la gente no deja de pagar por maldad, o dolo como diría un abogado. La mayoría de la gente que deja de pagar los recibos del banco, lo hace porque desgraciadamente no puede pagarlos. Nadie quiere quedarse sin su casa, sin luz o sin calefacción. En la mayoría de los casos, el deudor no tienen otra opción, y más en esta coyuntura económica.

El problema de los impagos no sólo lo sufren los que pagan o más bien dejan de pagar porque no pueden. Lógicamente, los acreedores, lo que tienen derecho a cobrar también sufren el daño.
Este daño es a veces mayor cuando el que sufre el impago no es una gran empresa. Un banco, una compañía suministradora de energía o una operadora de telefonía tienen recursos. Sin embargo, una pyme o incluso un particular, no cuentan con los mismos medios.

Dado este contexto y esta problemática, surge una pregunta: ¿hay algo que el acreedor, es decir quien tiene derecho a cobrar, pueda hacer para evitar esta situación?.

Informe de solvencia de una persona física

Hay que aclarar que hay entidades que si pueden conocer la situación financiera de un tercero. Se hace a través de un informe de solvencia sin su consentimiento: las grandes empresas. La mayoría de ellas tienen acceso a los llamados ficheros de solvencia patrimonial, también conocidos popularmente como ficheros de morosos. En España los más conocidos son los de ASNEF-Equifax y Experian-Badexcug. Las aseguradoras, los bancos, las entidades financieras… acceden a los datos de cualquiera casi por cualquier motivo.

Pero, en la mayoría de los casos (particulares y PYMES), ¿pueden a esta misma información? La respuesta corta es que hasta hace bien poco no podían. Recientemente han aparecido proveedores que facilitan el acceso a esta información que puede ser de gran utilidad para prevenir impagos. Esta información permite detectar de manera preventiva si una persona tiene incidencias de impago en el pasado. Ibercheck te ofrece un informe de solvencia en tan solo 24 horas y por menos de 30 euros.

Si te ha parecido interesante este artículo, te puede interesar:

Informes de solvencia sobre terceros: por qué son útiles

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.