Préstamo personal: 5 consejos a tener en cuenta antes de pedirlo

préstamo personal

Al planificar un préstamo personal, debemos tener en cuenta otros aspectos como la estabilidad laboral, los ahorros, los imprevistos y los gastos.

Para calcular los gastos mensuales se deben utilizar los siguientes tipos:

  • Gastos fijos: son casi permanentes en nuestra economía, se trata de dispendios como la hipoteca, el alquiler y otras deudas contraídas.
  • Gastos corrientes: aquellos indispensables que podemos reducir aunque no eliminar, es decir, la alimentación, transporte, suministros, etc.
  • Otros gastos: encontramos en este grupo los gastos que podemos eliminar, como el ocio, las tecnologías, etc.

Por lo tanto, tras tomar la decisión de contraer un préstamo personal, te proponemos 5 consejos a tener en cuenta antes de pedirlo.

No pidas más dinero del que necesitas

Antes de solicitar el préstamo, ten el cuenta tu capacidad de reembolso.

Recomendamos valorar tu situación personal, tu estabilidad laboral y los ingresos de los que dispones, sin olvidar las deudas y los gastos fijos y corrientes.

En este aspecto, te aconsejamos que te asegures de que tus deudas no superen el 40% de tus ingresos, ya que, de lo contrario podrías tener problemas para abonar tu préstamo al tiempo que financias los demás aspectos de tu vida.

A camino largo, paso corto

A la hora de contraer un préstamo personal, la finalidad debe ser determinar el plazo y la cuota a pagar.

Para créditos de mayor cantidad, se recomienda un plazo mayor que para las cuotas más asequibles que serán, normalmente, destinadas al ocio y consumo con menor vida útil.

préstamo personal 2¿Deberías solicitar el préstamo personal?

A la hora de pedir el préstamo, te recomendamos que te hagas esa pregunta y te respondas recordando que no debes solicitar créditos en los siguientes casos:

  • Para compras impulsivas.
  • Para pagar otro préstamo.
  • Para pagar salidas nocturnas u ocasiones personales.
  • Jugar en casinos, tragaperras, póquer o similares.
  • Más de un préstamo a la vez.

Más vale prevenir que curar

Para tu tranquilidad, recomendamos que contemples la posibilidad de contratar un seguro de protección para que te cubra en caso de imprevistos.

Lee y cumple las condiciones del contrato

Recomendamos que a la hora de firmar el préstamo personal leas detenidamente los términos y condiciones de la entidad crediticia con la que lo contraigas.

Revisa además, las condiciones de pago y las cláusulas referidas a los casos de demora o impago.

Contacta con la entidad si es necesario y pide más información.

Además planifica y administra bien tu dinero para poder liquidar el préstamo con la entidad financiera, cumpliendo con las obligaciones para devolver el préstamo en la fecha pactada, de lo contrario, tu historial financiero se verá afectado y puedes tener problemas futuros al solicitar, por ejemplo, financiación o aspirar al alquiler de una vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.