Solvencia económica: ¿qué es?¿debo tenerla?

solvencia económica

La solvencia económica se define, desde el punto de vista financiero y para una entidad, como la capacidad de generar fondos para atender los compromisos adquiridos con terceros.

Solvencia económica y liquidez ¿son lo mismo?

Es común la unión de los términos de liquidez y solvencia económica. Esto sucede ya que se puede decir que tienes liquidez si eres solvente pero si lo que tienes es solvencia económica no se considera que tienes liquidez ya que es probable que se tengan bienes difíciles de convertir en efectivo.

La solvencia económica es, básicamente, la capacidad que una persona tiene de atender las obligaciones adquiridas. La liquidez, por otro lado es el efectivo que realmente se dispone en un momento determinado para destinarse al pago de las cuotas.

¿y la rentabilidad?

Otro concepto que se asocia o suele identificarse con la solvencia económica es la rentabilidad.

La rentabilidad describe únicamente el aspecto económico de la empresa. Es por eso que se puede decir que una entidad puede ser rentable pero no solvente ya que rentabilidad en una empresa es el resultado de los beneficios de la empresa tras restar los gastos que esta desarrolla en su desempeño y los que trabajan o lo que se relaciona con ella.

Cómo conseguir solvencia económica

Las fuentes de la solvencia son el patrimonio y los activos, es decir, la demostración concreta de dónde provienen los ingresos y qué bienes son susceptibles de ser vendidos para generar liquidez.

Beneficios

Según cómo se pueda demostrar mayor solvencia, se le facilita el acceso a créditos de más cuantía y garantizar el pago cumplido de las obligaciones que ya han sido adquiridas.

Tener solvencia económica te permitirá negociar tasas de financiación, costos asociados, cuotas de manejo y obtener algunas ventajas de los bancos en el momento en el que se solicitas un producto o servicio.

Consejos para conseguir una buena solvencia económica

Los siguientes consejos que proponemos son sencillos y prácticos que ser ayudarán a llegar a una mejor solvencia económica.

  • Mantener un equilibrio entre lo que ganas y lo que gastas
  • Crear un colchón económico para aumentar tu ratio de solvencia
  • Realizar previsiones a nivel cronológico
  • Crear hábitos saludables
  • Establecer metas para ganar solvencia bancaria

solvencia económica¿Y si no tengo solvencia económica?

Numerosos estudios demuestran que dicha situación la tienen la mayoría de personas al menos una vez en la vida, por lo tanto mantén la calma.

La primera pregunta que debes realizarte cuando te encuentres en este momento es ¿esta situación de insolvencia es temporal o permanente? Ya que según la respuesta así sería recomendable que actuaras.

Insolvencia económica temporal

Aunque no es una solución a corto plazo, en estos casos se puede acudir a la solicitud de microcréditos online o acudir a casas de empeños para conseguir liquidez.

Por otra parte, puedes intentar solicitar un aplazamiento del pago con la entidad que debes la cantidad que provoca tu insolvencia.

Insolvencia económica permanente

El primer paso en este caso es reconocer el problema. Debes analizar tu balance de gastos e ingresos ya que hay se generó el fallo.

Para salir de esa situación, consigue liquidez, y soluciona el problema de tu balance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.